Cuéntame un cuento - La Bella Durmiente

(Entra Dark Heart ataviada con un vestido azul y blanco al más puro estilo Cenicienta. Mira hacia el telón con cierta preocupación.)
DH: ¿Morrigan?

M: (Aparta la pesada cortina de terciopelo y entra en el escenario llevando un vestido blanco, una capa con capucha roja y una cestita) Perdón, me encontré con un lobo y me distraje.

DH: Siempre te distraes con cualquier cosa. Espero que al menos llevara camiseta. Los lobos sin camiseta están muy vistos. Especialmente los que les gruñen a los seres que van brillando por el bosque... luciérnagas, por supuesto. (Se sienta en el suelo, con un "puff" causado por tanta tela en su vestido). ¡Hola, nueceros! Perdonad que me siente, pero ser princesa que se fuga es muy cansado. Sobre todo cuando vienes cojeando porque los zapatos te quedan flojos y se te ha caído uno por el camino. Hoy queremos presentaros una nueva y emocionante sección. 

M: Así es, querido nueceros. (se sienta a su lado, deja la cesta sobre el escenario y saca dos copas de vino y dos latas de coca-cola bebida refrescante random) Últimamente parece que los cuentos de toda la vida se han vuelto a poner de moda. Los vemos en todos lados, en libros, series, películas... A veces con otros nombres, en otros lugares y épocas, pero con la misma esencia. Así que para hablar de este fenómeno y del origen de los cuentos, hemos decidido crear esta sección, a la que llamamos: Cuéntame un cuento.

DH: Lo sabemos, el nombre no es el colmo de la originalidad, pero lo hemos patentado y ahora es todo nuestro. Volviendo al caso que nos concierne, el tema de los cuentos es en cierto modo peliagudo. Lo que quiero decir es que cada vez que algo se pone de moda me echo a temblar. Me entran sudores fríos y tengo pesadillas durante meses. ¿Que por qué? Muy sencillo: vampiros. Sí, sé que la palabra os sugiere muchas cosas. A mí, personalmente, me sugiere un fenómeno sobreexplotado a raíz de la aparición de cierta saga de cuyo nombre no quiero acordarme.

M: Espero que no me hagan odiar los cuentos como antes hicieron con los vampiros. No quiero tener que ponerme en plan dalek. (Le da un sorbo a su bebida antes de continuar) Antes de nada, me gustaría advertir que este no es nuestro especial de Halloween. Y lo digo, porque los cuentos pueden llegar a ser muy bestias. Como por ejemplo el de hoy: La Bella Durmiente.

DH: En principio todos conocemos la versión Disney. Bruja mala que se siente ofendida porque no la invitan a un bautizo, maldición al canto, niña que hay que poner a salvo, bosque y canciones, príncipe atractivo con un caballo blanco, pinchacito con el huso de una rueca, una siestecita y final feliz. Ese viene siendo el resumen resumido, si me permitís simplificar. 

M: Pero hay muchas más versiones. Para aquellos que crean que La Bella Durmiente es una historia preciosa... Dejad de leer. No, en serio, si no queréis sentiros decepcionados, id a ver la tele. El niño que lleváis dentro lo agradecerá. La primera versión del cuento, por así decirlo, o la historia en la que se inspiró, más bien, data del siglo XV y se llama Sol, Luna y Talía. Y ahora, llega el momento de contároslo... Había una vez una princesa, que según los astrólogos estaba condenada a pincharse con una astilla envenenada oculta entre el lino... Pues si que eran específicos, sí. Los astrólogos de ahora lo máximo que te dicen es... "Veo a un hombre misterioso que se acerca" Y con esa descripción puede ser el amor de tu vida o un desconocido que quiere preguntarte la hora. Pero volvamos al cuento, que me voy por las ramas. Aunque el rey hizo todo lo posible por librarse de astillas, lino y cualquier cosa que pudiera resultar peligrosa, la muchacha se las ingenió para pincharse de todas formas.

DH: El caso es que eso es suficiente para matarla, por supuesto (las princesas de aquella eran muy flojuchas) y a su padre no se le ocurre nada mejor que dejar el cuerpo en el palacio e irse. Lo que hacen algunos para no ocuparse de pagar a las pompas fúnebres, oye. El caso es que un noble cazador que pasaba por allí comete allanamiento de morada y la encuentra. Como supondréis, es amor a primera vista y blablabla... Bueno, no amor. Atracción. Muy fuerte. Tanto como para cometer necrofilia. Porque, nueceros y nueceras... se la beneficia. Así como lo leéis. Y cerrad la boca que queda feo.

M: (poniendo cara de desprecio infinito) Lo que hace la necesidad ¿eh? No, en serio, que asco. ¿Pero qué clase de cerdo, asqueroso, depravado es? En fin, el caso es que, la princesa que hasta hace dos días estaba muerta, se queda embarazada... Porque, ¡Ooooh!, en un giro argumental totalmente inesperado, no estaba muerta que estaba de parranda. Bueno, de parranda no, dormida. Al cabo de nueve meses dio a luz a gemelos: Sol y Luna. No quiero ni imaginarme como sería el parto... ¿Qué pasa? ¿Salieron andando o algo así? Como el autor tampoco era capaz de imaginarse a los niños saliendo de... ahí gateando, decidió meter hadas en la historia para que cuidasen de los bebés.

DH: El caso, sarcasmos de Morrigan aparte, es que un día el niño tiene hambre. E incapaz de llegar al pecho de su madre... le chupa el dedo, que a falta de pan buenas son tortas. Y da la casualidad de que le quita la astilla del dedo a la princesa... no, no me preguntéis cómo no se la traga o por qué el veneno no le afecta. Si preguntan, tiene superpoderes.

M: Un buen día, el noble, que no ha podido olvidarse de la muchacha, decide regresar al castillo. Además de asqueroso, reincidente. No puedo imaginar su disgusto al saber que la joven estaba viva. El  caso es, que el noble señor, que de noble no tiene nada, le explicó a Talía que la había violado porque creía que estaba muerta y que él era el padre de sus hijos. Esa debió de ser una conversación incómoda. Pero ya hemos visto que ella muchas luces no tenía, porque le dijeron que el lino la mataría y ahí fue ella a meter la mano en él. Así que en lugar de enfadarse, pegarle o cortarle la parte del cuerpo que había provocado esa situación, ella decide que le quiere. Que mal le sienta a algunas la casi muerte pero no.

DH: Pero la historia no acaba ahí. Porque además de allanador y violador, el noble también es infiel. Porque está casado. Y para más inri, habla en sueños, por lo que su esposa se entera de todo el fregao. Huelga decir que no le gusta nada. Así que decide vengarse: va a cocinar a los niños (ya veis, lo más normal del mundo) y va a quemar a la princesa en la hoguera porque, por supuesto, darle una patada en los pendientes reales a su marido sería mucho menos eficaz, dónde va a parar.

M: Talía le pidió a la señora del noble, si podía quitarse las ropas buenas al menos, para no echarlas a perder. Y con cada prenda soltaba un berrido, hasta que el noble acabó por oírla... Pero, vamos a ver... ¿Qué clase de mala es esta, que deja a sus víctimas soltar alaridos? 

DH: ¿Qué clase de mala es esta, que deja que se monten un striptease en su patio de armas? El caso es que la cornuda le dice a su marido que el daño ya está hecho, que la ha quemado y que él mismo se ha comido a los niños... Pero, ¡sorpresa! Los niños están bien y la princesa también, todo gracias al cocinero que le sirvió animales en lugar de personas. Así que matan a la bruja piruja y todos son felices y comen perdices. ¿Moraleja? Los nobles que van por ahí violando princesas y poniéndole los cuernos a sus mujeres no reciben castigo alguno.

M: En el siglo XVII, Perrault reescribió el cuento anterior, y lo modificó para que no pareciera tan bestia. Se dio cuenta de que la necrofilia era una cosa demasiado fea como para ir por ahí hablando de ella. Pero por algún motivo, el canibalismo no parecía mala idea. Le daba ese punto gore tan necesario en los cuentos. En esta versión, La Bella Durmiente del Bosque, el accidente de la protagonista se debe a una maldición. Resulta que por su nacimiento montaron una fiesta e invitaron a siete hadas,a las que les pusieron cubiertos de oro. Pero se olvidaron de invitar a una más, así que cuando llegó, no había cubiertos para ella. Y como es lógico, se cagó en el rey, en su ascendencia, y sobre todo, en su descendencia. Durante el banquete, las hadas le concedieron dones a la niña, que si saber cantar, que si ser la más guapa, que si ser la más buena... Vamos, que Perrault creó a una Mary Sue, así, sin comerlo ni beberlo. La bruja ya no me parece tan mala después de todo. Intentaba hacerle un favor a la humanidad quitando de en medio a la princesa petarda. El caso es que, a los 16, la tía toca lo que no debe tocar, y se duerme. Y las hadas duermen a todo el castillo salvo a los reyes, durante 100 años. Y aquí hay una gran diferencia con la película Disney. La princesa se despierta cuando está el príncipe allí, pero es una casualidad, porque justo en ese momento se cumplen 100 años y se rompe la maldición. Así que, nada de besos de amor verdadero.

DH: La otra gran diferencia con el cuento normal, el de Disney de toda la vida, es que aquí, tras la luna de miel,  la suegra se va a vivir con la recién formada familia. Solo que a la mamá del novio resulta gustarle el canibalismo y se intenta comer a la princesa y a sus dos hijos (Día y Aurora, nombres originales donde los haya).

M: Sí, la reina madre es el prototipo de suegra cabrona. Obviamente, Perrault no quería hacer del príncipe azul un cabrón infiel, así que se inventó a su señora madre, y mientras él se iba a la guerra, ella hacía de las suyas. En este caso, también es el cocinero el que salva a los niños y a la princesa. Pero la reina madre no era tonta. Descubrió que se estaban cachondeando de ella y estaba tan furiosa que mandó llenar una cuba con serpientes y otros bichos malos para meter a su familia y también a la del cocinero... Pero justo en ese momento aparece el príncipe, que tiene el don de de la oportunidad, como podéis ver. Él preguntó qué pasaba, porque claro, una cuba llena de sierpes, tu mujer e hijos atados, tu madre partiéndose... Puedo entender su confusión. Al final, la reina madre que era mitad ogresa se tira a la cuba de cabeza porque está harta de todos ellos. Normal, yo también lo estaría, vaya pandilla.

DH: La cosa es... si la madre es parte ogresa, el hijo también lo será, digo yo... Es igual, no quiero saberlo. A los cuentos nunca hay que darles demasiadas vueltas, o al final nada tiene sentido. Pensemos más en el hecho de que entonces llegaron los Grimm y se cargaron toda la esencia malvada de la historia. Porque ahora La bella durmiente no mola tanto: no hay caníbales, ni violadores, ni mujeres cornudas, ni suegras malas... Solo un príncipe random y sin nombre. Y una princesa a la que en esta versión también le otorgan inteligencia.

M: Hombre, no quiero ser mala, pero mucha inteligencia no es que le otorgaran, al final también acabó tocando lo que no debía. Cabe mencionar además que en ninguna de las tres versiones la princesa se va a vivir al bosque con las hadas, lo cual es mucho peor. Al menos la del cuento Disney tiene excusa, no lo sabía, pero las otras debieron sospechar algo cuando vieron lo sensible que se ponía la gente con las cosas de hilar.

DH: Pasemos a las influencias que ha dejado en el mundo contemporáneo, porque hay un montón de obras, tanto literarias como televisivas como cinematográficas, que merecen ser comentadas. Desde luego no hablaremos más de la versión de Disney que todos conocemos, pero por si no lo sabíais se está preparando una película que toma la perspectiva de Maléfica, la bruja que condenó a muerte a la inocente pero no tan lumbreras princesita.

M: Así es, se llama Maleficent y la protagoniza Angelina Jolie. La verdad es que le pega y todo. Pero para verla tendremos que esperar al 2014. Ya la destriparemos comentaremos entonces. Lo mismo nos llevamos una sorpresa. También sale en algunas series como Grimm, en la que realmente me sorprendieron, pues el "príncipe" en esta ocasión no tiene ni puñetera idea de lo que tiene que hacer para salvar a la chica. En Once Upon a Time también sale, en el 2x01 para más datos, pero no voy a seguir hablando porque corro el riesgo de que Dark me atice con la cesta por spoilorearla. Sí, habéis leído bien. Es del verbo spoilorear y la uso mucho... ¿Qué no existe? Si existe almóndiga, mi verbo también. Y que venga la RAE a decirme algo.

DH: Y en literatura, encontramos un claro ejemplo de la inspiración en este cuento, en la bestialidad que Anne Rice hizo al escribir su saga sobre este personaje literario: La trilogía de la Bella Durmiente. Ella dejó lo de la violación. Y añadió cosas peores. No el canibalismo, pero cosas que tienen que ver con comer otras cosas de otra gente. Por dios, Morrigan, hazme callar.

M: No sé si debería. Eso sería ser buena y yo, claramente, no lo soy. Pero bueno, por una vez y, sin que sirva de precedente, te interrumpiré. La verdad es que no la he leído. Y no sé si debería. Soy de trauma fácil. Seguro que hay más libros y películas, pero ahora mismo no se nos ocurren... Así que vamos a despedirnos ya. Pero primero, os voy a ofrecer mi opinión sobre el cuento: No me gusta. ¿Por qué? Porque odio las historias en las que la princesa debe ser rescatada por el príncipe y que éste la haga una mujer respetable. Obviamente hablo de las versiones edulcoradas, en la primera lo único respetable es la patada que le daba yo al noble cochino. Lo que quiero decir, es que prefiero las que son como... Mulán, por ejemplo. Sí , sí, ya sabéis, si las cosas van mal, no esperéis a que mejoren o que os salven, salid ahí fuera y patead algunos culos. 

DH: ¿Y vosotros, a cuál de todos los personajes del cuento les patearíais el culo? Después de leer nuestra entrada, ¿creéis que la de Disney es una buena adaptación? ¿Os gustaría estar en el lugar de la bella durmiente o del príncipe? ¡Comentad, nos encantan vuestros desvaríos!

M: Así es. ¡Hasta la próxima actualización, nueceros!






P.D.
DH: Se nos ha olvidado decirles que vamos a tener un nuevo compañero en el blog.
M: Sí, es verde, tiene los ojos naranjas y no, no es un alien.
DH: Bueno, ya lo verán mañana.

15 comentarios:

  1. jajaja Mira que me ha hecho gracia la entrada, especialmente, por supuesto, la versión gore y pornográfica del cuento, y eso que ya lo había oído en alguna otra ocasión, pero no con tanto detalle (y arte narrativo). Yo soy muy así y me gustan los cuentos bestias, tienen más emoción (y menos sentido, por lo que se ve).
    Y me suena lo de la madre mitad ogresa, debo haber leído en alguna ocasión la versión Perrault.
    Creo que de todos los personajes el que me cae peor es el príncipe: no me parece nada romántico, creo que solo le interesa lo que le interesa. ;)
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Hola!
    me encanta la dinámica de sus entradas :)
    Habia escuchado hablar de la versión "oscura" del no-tan inocente cuento, investigando un poco mas, llegue a una versión original y ahi encontre la trilogía de la Bella Durmiente de Anne Rice.
    Recientemente lanzaron una nueva edición de dicha trilogía, lo que me lleva a pensar en el boom de los libros de ese tipo y otros temas.
    El príncipe me cae pésimo! es muy egoísta y descarado, eso de ir por la vida buscando princesas semi-dormidas para jumjum no me suena ni remotamente a un príncipe.
    saludos :)

    ResponderEliminar
  3. ¿Verde y con ojos naranjas? Sólo se me ocurre Yoda con lentillas a lo Halloween...

    En fin. Que qué grandes sois. Qué ingenio, qué buen humor, qué todo, madre mía. ¿Sabéis lo difícil que es hacer reír?

    Al príncipe original yo también le daba una patada en los hue*os, y al de Disney le ponía otro nombre que no sea Azul, y al de Rice también le daba otro patadón. He leído la trilogía de esta señora y... no es para corazones sensibles, porque los personajes hacen y se hacen de todo xD. Pero resulta interesante, y sensual, y pone a cien, y está estupendamente escrita.

    A la princesa, en todas sus versiones, también le echaba un poco de pimienta y sal. ¡Si es que como Mulán no ha habido ninguna!

    ¡Besos grandes!

    ResponderEliminar
  4. Jaja siempre me hacen tentar ^^
    Conocía todas las versiones, pero las de ustedes son mejores con las acotaciones jaja
    No sabía de la peli con Angelina (ni la voy a ver porque ella medio que no me cae)y definitivamente mis niñas, a menos que les guste ver personas empaladas (y no a lo Vlad Tepes) aléjense de los libros de Anne!
    Amo a Rice, es mi escritora favorita y jAHFdidlhf así (?) pero nunca termine el primer libro de esa trilogía. No por la parte erótica, ni por las múltiples, multiples situaciones desagradable, sino porque me resultaba totalmente inverosímil (ajam, un vampiro asexuado con dramas mortales no me parece inverosímil, una novela que narra los sueños húmedos de una señora menopausica, sí xD)

    Fantástica esta sección ^^

    besito

    ResponderEliminar
  5. Pues a mi Me encanta la ORIGINAL VERSÍON NECRO-FESTIVA DE LA HISTORIA :P
    Es perturbadora y gore :P

    Pero que van a querer escandalizar niños, entonces lo adaptan para sus necesidas xD

    besos

    ResponderEliminar
  6. Pero que gracia que tienen xDDDDDDDD A mi me gustan los cuentos clasicos, los feos perturbadores tambien ajajjaja ;) pero veo que si que cambian muhas cosas XD

    besos

    ResponderEliminar
  7. Buenisimo, ahora si que tengo ganas de leer la verdadera historia de La Bella Durmiente por otra parte dios la chica es tonta que el tío te diga, oye te viole y ella se quede tan pancha :) jajj y lo del niño " tiene superpoderes no ahí otra explicación) jajaj buenisimo

    ResponderEliminar
  8. Yo esque la vrdad, en temas de cuentos "clásicos" nunca he visto los de Disney, me crié con una colección muy cachondade planeta que se llamaba "Videocuentos infantiles" y unque obviamente, estaban un poquito edulcorados para mí son mucho mejores ^^

    ResponderEliminar
  9. Cuánta razón con que los cuentos se han vuelto a poner de moda. Tengo miedo de que termine cansándome de ellos, entre tanta serie, reedición mala, y versión estúpida terminaré cortándome las venas. Totalmente de acuerdo con vuestra concepción de modas…
    Tengo que confesar que conocía la primera versión del cuento, no más preguntas al respecto por favor xD Pero explicado y narrado por vosotras gana muchísimo. En calidad y en risas, por supuesto.
    Tengo que confesar que me teníais en ascuas sobre si ibais a menciona o no el GRAN libro de Anne Rice, y sí, nótese la ironía xDD Morrigan, no lo leas, yo lo hice durante mi adolescencia y bueno… no salí muy bien parada. He tardado muchos años en superarlo, sí, soy optimista y quiero creer que lo he superado hum xD
    Pufff la verdad es que, yo les patearía en culo a todos. Me vestiría en plan destroyer e iría arrancando cabezas a lo largo y ancho de Disney. Ojo, me encanta Disney, de hecho cuando fui a Disneylandia, habiendo pasado ya la adolescencia, me lo pasé teta xD Pero es que hay ciertas cosas que son para poner el grito en el cielo. Creo que los de Disney hubieran debido de hacer algo así como el Bello durmiente, y que la salvadora chachi fuera la princesa. De hecho, si me apuras, me gusta más la versión de Shrek xD
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Excelente entrada, humor y honestidad, felicidades

    ResponderEliminar
  11. Anda que de inocentes no tienen nada estas versiones... Se viola, se es infiel, se comen a niños... Como si fuera lo más normal. Y el hombre se libra siempre de ser castigado! Me encantan estas entradas y el humor que siempre derrocháis en ellas.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  12. xDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD me reí una bestialidad. Y eso que la Bella durmiente era mi favorita cuando era más pequeña... porque me parecía la más bonita. Ahora que me sé la verdad, no hay manera en el infierno que me guste esta historia. ¿Qué está mal con esta gente?
    Y para Anne Rice.... soy demasiado sensible para el 80% de sus historias.. el resto es negociable.

    Yo odio que la chica tenga que esperar a que la salven solo por ser una chica. Digo, la educan toda su vida para ser una ama de hogar, si se vienen los problemas, es normal que no sepa que hacer y tengan que esperar a que los pibes que si se pasaron la vida jodiendo con armas la rescaten y la lleven en un maldito caballo a un maldito atardecer.

    Por eso me gusta tanto la Mulán de Disney, mira que haber sido educada toda tu vida para ser una tipa tranquila e ir a tomar por un noble motivo el lugar de tu padre herido en la guerra, sobrevivir y luego seguir sobreviviendo gracias a tu ingenio... sí, ESAS son las películas que Disney debería seguir haciendo e_e

    Saludos ^^

    ResponderEliminar
  13. Esta sección me enamoraaa, jejeje, me flipan los cuentos y he leído versiones antiguas y demás :D y son gore, gore. Ahora recuerdo, por ejemplo, que en Blancanieves no hay madrastra, la bruja malvada es su propia madre, jejeje.

    Y la peli de Angelina no sé cómo será, pero la foto es preciosa ^^
    Deseando leer próximas entregas, estaré atenta al telón. Siempre me imagino que salís de detrás de unas cortinas de terciopelo violáceo, jejeje, e imagino el aplauso y todo.
    Así que ahora os imagino con la reverencia de la despedida, me levanto, clapclapclap y os lanzo besos ;)

    ResponderEliminar
  14. Vaya, qué sección más interesante.
    De verdad, me encanta leer este blog. Se me pasan horas y ni me doy cuenta.
    ¡No sabia nada de todo este tema de la Bella Durmiente! Pero sí que es verdad que Disney ha hecho mucho daño a la cultura popular. Cuando me enteré que en realidad, en el cuento original, la Sirenita muere, perdí la fe en la humanidad. Pero bueno.
    No me puedo creer que de verdad el príncipe fuera un necrófilo casado. Vaya tela. De verdad, a la gente que escribe cuentos se le van las cosas de las manos. Pero demasiado.
    Seguiré leyendo.
    Un beso.
    www.lasrunasantiguas.blogspot.com

    ResponderEliminar
  15. PD: la nueva cara del blog es SUBLIME :)

    ResponderEliminar

Déjanos tus opiniones, pensamientos, o amenazas de muerte. ¡Pero siempre con el debido respeto! Los comentarios que consideremos ofensivos o spam serán eliminados.