SOMETHING WICKED THIS WAY COMES...

29 de octubre de 2012

Hamlet - William Shakespeare

(Morrigan y Darkheart aparecen por el lateral del escenario, dando saltitos y batiéndose en duelo con espadas de madera. Fintas y estocadas y todas esas cosas por doquier que quedan tan bien en las pelis de caballeros).

DH: En garde!

M: Citando al gran Guybrush Threepwood, valeroso pirata, ríndete o te aplastaré como a un tomate. (En ese momento se da cuenta de que hay público. Se detiene y le hace un gesto a Dark. Ambas esconden sus espadas de madera tras la espalda, como quien no quiere la cosa. Carraspea.) Nueceros...

DH: No es lo que parece. Bueno, en realidad sí. Pero solo para introducir apropiadamente la entrada de hoy. No nos gustan las espadas de madera. La violencia es despreciable en todas sus formas. Y, desde luego, no somos competitivas. Pero solo para que conste, iba ganando yo.

M: (se saca una pistola de agua del bolsillo) ¿Quién dices que iba ganando?

DH: ¡¡Protesto!! Eso es un anacronismo. No hay pistolas en el libro del que vamos a hablar hoy. Ni de agua, ni metralletas, ni revólveres. Y ni se te ocurra sacar la espada láser, que te veo venir.

M: (hace un mohín de disgusto) Está bien... Hoy, queridos nueceros, como habréis supuesto por el título de la entrada, os traemos la reseña de un clásico de la literatura: Hamlet de William Shakespeare.

DH: Antes de empezar, decir que no tenemos nada en contra de Shakespeare, pese a lo que nuestras entradas puedan indicar. Estoy segura de que era un tío muy majo con el que echarte unas risas e irte de borrachera por los pubs de Londres...

M: Es más, este libro nos ha gustado. (Un murmullo de decepción se desata entre el público) Hay que ver cuánta maldad, como os gusta el despelleje. 

DH: Pero nosotras despellejamos igual, nos guste o no nos guste. Así que no os preocupéis. Dentro ficha técnica:
Hamlet
The Tragedy of Hamlet, Prince of Denmark William Shakespeare | The Arden Shakespeare |
AE: 1982 | AP: 1602
ISBN: 0174434693 | 592 págs.

Hamlet, personificación de la duda eterna, dominado por las emociones, no sabe resolver sus propios dilemas. Quiere descubrir la verdad, pero la verdad es dolorosa. Quiere restituir el caos en orden, pero fracasa. Shakespeare crea en esta obra un personaje más dado a la reflexión que a la acción, de ahí que los monólogos en Hamlet sean cruciales para el desarrollo interno del drama.
O P I N I Ó N   P E R S O N A L

M: Primero, como siempre, aquí viene nuestra propia sinopsis de la historia. Érase una vez en un reino muy lejano, un apuesto príncipe llamado Hamlet. Vale, el reino era Dinamarca. Y no sabemos si el príncipe era apuesto... Pero imaginándolo como un nórdico buenorro la historia gana muchos puntos.

DH: No, creo que no era apuesto. De hecho, juraría que en alguna parte se menciona que estaba echando tripa. 

M: Sabes que voy a fingir que no he escuchado eso último, ¿verdad?

DH: (Niega con la cabeza) No importa. Como buen príncipe, Hamlet tiene un castillo. Y como todo buen castillo, en él vivía un rey y una reina. Hasta que el rey muere. Y la reina, que se siente tan sola, decide buscar consuelo en su cuñado, que aparece en el momento acertado con el modo de consolar acertado también.

M: Sí, ya véis, todo queda en familia... Gertrudis (la reina) y Claudio (su cuñado) se casan y éste se convierte en el nuevo rey de Dinamarca. Vamos, que pega el braguetazo del siglo. Mientras tanto, los centinelas aseguran ver todas las noches al fantasma del difunto rey. Y la reacción de aquellos a los que se lo cuentan es: drogas, drogas everywhere.

DH: Quizá no con esas palabras, pero todos sabemos que le daban a la botella para entrar en calor. Aunque Shakespeare no lo diga. El caso es que cuando un amigo de Hamlet se entera, decide ir a comprobarlo, solo por si acaso. Y aunque incrédulo al principio, al final acaba por admitir que sí, hay un fantasma rondando por ahí. Por supuesto, se chiva a Hamlet y este decide ir a visitarlo también.

M: Y sí, es su señor padre. Es un fantasma y está cabreado. Le cuenta a su hijo que en realidad fue asesinado por su hermano Claudio, que le echó veneno en el oído. Y le pide que vengue su muerte. Y Hamlet, ya sea porque es mu buen hijo o porque se aburre, decide hacerlo. Y no de cualquier modo, no. Si algo nos han enseñado los clásicos es que si hay que vengarse, debe hacerse bien, con sutileza y cierta teatralidad. Y Hamlet se tomó esto último muy en serio, así que montó una obra de teatro para desenmarcarar al rey Claudio y hacer que a su madre se le cayera la cara de vergüenza.

DH: Desde luego, ese es el principio de su venganza. Lo que quizá el padre fantasmal no vio venir fue que su hijo no está hecho para el trabajo de asesino, porque acaba matando a otro. Y claro, cuando su tío guion padrastro se da cuenta de que ha estado intentando atentar contra su vida, lo envía amigablemente a Inglaterra para que allí se encarguen de él como se merece. Lo que me hace pensar que contrató a James Bond para la titánica tarea.

M: Es que Hamlet la parte teatral se la tomó muy en serio, pero la de la sutileza... digamos que cuando la repartieron él estaba haciendo pis. Y claro, al final se lió parda y empezó a morir gente como si no hubiera mañana. Que si suicidios, que si envenenamientos, que si espadazos... Vamos, que a Shakespeare le gusta la muerte más que a una Mary Sue el drama.

DH: Así que ya sabéis, si os gustan las muertes esta es vuestra historia. ¿Os ha gustado nuestro resumen? Pues ahora pongámonos con la reseña en sí... 

M: Si alguien me preguntase cual es la temática del libro no podría contestarle con una sola palabra, pues me vienen a la cabeza cosas como la muerte, el destino, la traición, la locura y la melancolía. Y por eso me gusta tanto, es una obra que, además de estar escrita con maestría, tiene muchas lecturas.

DH: Por lo general todas las obras de Shakespeare la tienen, pero a mí esta me gusta especialmente. No por la violencia, que de eso hay mucho, sino porque realmente te hace pensar. Es una historia que podríamos ver en las noticias hoy en día. Es una historia que, muy probablemente, nos deje fríos en un mundo en el que matar es una palabra más, así como venganza. 

M: Para empezar está el tema de la muerte y como el ser humano está impotente ante ella. Podemos provocarla, a veces retrasarla, pero no entenderla. Hay algo en ella que nos provoca un miedo irracional. De hecho, creo que la mayoría no sabemos como lidiar con ella. Y eso es lo que le sucede, en mi opinión, a Hamlet. No puede lidiar con la melancolía y se aferra al recuerdo de su padre, a las palabras de su fantasma, con desesperación. Incluso cuando éste parece un augurio de los hechos que van a suceder más tarde, tal y como Horacio dice al principio. En cierto modo, sospecho que Hamlet no sabe como enfrentarse a ese dolor porque está solo. Nadie parece comprenderlo. Incluso su madre, viuda del rey, se casa a los dos días con su tío. Así que ve la venganza como la única manera de sentirse mejor. Luego están las referencias al poder igualatorio de la muerte implacable, entre las que destaco su conversación con los sepultureros en el cementerio.

DH: Y tener a una fangirl detrás como Ofelia no ayuda. Porque en Hamlet también hay amor. El que no debió tener la reina por su marido, que al fin y al cabo a los dos días está en la cama de otro, y el amor de Hamlet y Ofelia, con su trágico final, que ellos mismos se buscan.

M: Ofelia, otra que no supo como afrontar la muerte y buscó la suya propia para hacerlo. Pero no sé por qué, no consigo sentir pena por ella ni por su amor por Hamlet, porque al fin y al cabo él se lo dijo muy claro: No te fíes de los hombres y vete a un convento.

DH: Fue un momento de resentimiento. Uno de esos en los que no sabes lo que decir y le sueltas cualquier cosa al que tienes enfrente. Una peleílla de enamorados. Existen desde el principio de los tiempos.

M: Pues yo creo que era sincero. Porque a ver, el pobre ya tenía bastantes cosas en la cabeza como para tener que andarse con galanterías. Otro tema a mencionar es la venganza y el modo en que Hamlet la lleva a cabo.

DH: La lleva a cabo llevándose por delante a todo el que pilla. Porque no solo se carga a Polonio por estar detrás de las cortinas, sino que también se carga a sus dos amigos del colegio. Por no hablar del hermano de Ofelia. Y, finalmente, del padrastro. Menuda pieza. ¿Dónde están los príncipes valerosos y honrados? Últimamente en este blog no hacemos más que hablar de príncipes violadores o psicópatas. Deberíamos cambiar de lecturas.

M: Sí, se le fue un poquito de las manos. Vale, se pasó de la raya. Si la raya estaba en Dinamarca, él acabó en China. Pero es un príncipe danés con un gran sentido de la ironía, así que yo se lo perdono todo. 

DH: Y con un gran manejo de la espada... Digo, de los monólogos. Ser o no ser. Y al final, deja de ser, claro. Pensar desgasta el cerebro. 

M: Dark, Dark, no te metas con mi príncipe que al final tenemos un problema.

DH: Solo te gusta porque te lo imaginas como un modelo danés descamisado.

M: Sí. Pero no solo por eso. Me encanta la forma que tiene de decir las cosas cuando se finge loco. Ese sarcasmo suyo me arrancó carcajadas incluso en medio de la tragedia. Como por ejemplo:

 Citas 

Polonio: ¿Me conocéis, señor?
Hamlet: Perfectamente bien. Sois un pescadero."
(No, Polonio no exclamó: ¡Mayorista! pero poco le faltó)

"Reina: Hamlet, tienes muy ofendido a tu padre (refiriéndose al usurpador)
Hamlet: Madre, tenéis muy ofendido a mi padre."

"Esta obra es pura broma. Veneno de broma"
(¡Zas! En toda la boca al rey)

"Hamlet: Señora, ¿me permitís reposar en vuestra falda?
Ofelia: No, señor.
Hamlet: Quiero decir reposar la cabeza en vuestra falda.
Ofelia: Sí, señor.
Hamlet: ¿Pensáis que quería decir alguna cosa fea? [...] Linda idea la de reposar entre las piernas de una doncella."

Y es inteligente, que ya es más de lo que pueden decir muchos perdonavidas de la novelas románticas actuales. En un faltón adorable.

DH: Demuestra que es un pillín, especialmente en esa última. Y suponemos que sabía leer y escribir. Eso lo convertía en todo un partido, en la época... y aún hoy en día, donde esas cosas pueden ponerse en duda.

M: Sí, sobre todo lo de escribir. Se está volviendo un reto encontrar mozos de nuestra edad que no añadan h después de cada palabra o escriban de forma tan abreviada que te dan ganas de comprar vocal. Pero volvamos a Hamlet, no solo tenía un humor refinado, si no que sabía expresar sus sentimientos. El monólogo del ser o no ser, que es el más conocido, es sencillamente genial. Nunca he leído nada que exprese la duda de un modo tan extraordinario como hace Shakespeare poniéndolo en boca de Hamlet.

DH: Que Hamlet es todo un partido, definitivamente. Aunque yo creo que Laertes también tiene su punto. Él también quiere venganza, por su padre y su hermana. De hecho, creo que él y Hamlet tienen mucho en común. Los dos son nobles, con padres un poco controladores, que gustan de viajar y que claman por sangre.

M: Pues tú te quedas con Laertes y yo con Hamlet y así no nos peleamos... Oh. Me había olvidado de cómo termina la obra. Idiotas. Un personaje que no hemos comentado aún, es la reina. La odio. En serio, me cae muy mal.

DH: ¿Es porque es un poquito ligera de cascos de más?

M: Es porque hace sufrir a mi Hamlet... No, ahora en serio. Casarse con el hermano de su marido solo cuatro meses después de su muerte es tener muy poco sentido común. Normal que Hamlet estuviese enfadado con el mundo.

DH: Era una mujer de éxito, no puedes culparla. Además, Claudio es el malo de la película, te recuerdo. O la obra de teatro. Es él el que mata al antiguo rey... ¡A su propio hermano, ni más ni menos!

M: Pero al menos él, es el malo y punto. Ya sabes que esperar, no va a ir por ahí ayudando a las ancianitas a cruzar la calle. Pero la reina se intenta vender como una víctima de las circunstancias.

DH: Bueno, al final yo creo que todos son víctimas del destino. O quizá ninguno lo sea. Quizá todos tienen justo lo que se merecen. Y es eso lo que hace la obra tan interesante.

M: Así es, el único que sale bien parado en Fontinbrás, que se lo queda todo sin haber movido un dedo. Con ese final trágico William parece estar diciéndonos que ni la violencia ni la venganza llevan a ninguna parte, salvo a la tragedia. Si ya lo decía Confucio: "Antes de embarcarte en un viaje de venganza, cava dos tumbas". En este caso muchas más. Había que dejarlo claro, dos no bastaban. Lo mismo es que Shakespeare no se decidía y fue en plan, por las dudas, los mato a todos y listo. 

DH: Morrigan, hoy estás muy filosófica.

M: Lo sé. Me estoy volviendo una chica muy seria. (el público se carcajea. Alza el puño.) ¿De qué os reís, malditos?

DH: Relájate y resumamos, que va siendo hora de ir cerrando. ¿Nos ha gustado Hamlet? Sí. ¿Lo volveríamos a leer? Sí. ¿Lo recomendaríamos? Sí, si os gustan los clásicos. Lo tiene todo: un príncipe, un amor imposible, gente ensartada en espadas y veneno.

M: Todo ello escrito de una forma exquisita por William Shakespeare. Siento que se nos quedan en el teclado muchas cosas por decir, pero no queremos aburriros con una reseña larguísima. Aquí están las preguntas de la entrada: ¿Os lo habéis leído? ¿Qué os pareció? ¿Sois del team Laertes o del team Hamlet? 

DH: Nos vemos en la próxima actualización.

V E R E D I C T O

8.5/10

Una obra que os hará reflexionar sobre qué le echaban al agua en Dinamarca. Pero aún así, mola mucho.

DH: ¿Morrigan?
M: Dime.
DH: En ocasiones... veo príncipes daneses.
M: (Pone la mano en su hombro) Yo también, D. Yo también.

31 comentarios:

  1. Este es uno de mis eternos pendientes xDD

    Genialisima reseña! a mi es que me encanta la tragedia :P pues eso!

    un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues como ves, te recomendamos que lo leas.
      ¡Y la tragedia mola! ¡Sangre y muerte y corrupción, muajajajaja!

      Eliminar
  2. Tengo una libro donde tiene este y Romeo y Julieta juntos. Sospecho que están algo resumidos >:c pero está en mi lista de pendientes para el verano, o sea, el mes que viene en mi país :)

    Buena reseña, me ha dejado con ganas de leerlo YA pero tengo otras cosas que leer primero :c igual ha subido en nivel de prioridad.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Esperamos que lo disfrutes, entonces! Ya nos contarás a qué conclusión llegas y por qué team te decantas ;)
      Nos alegra saber que nuestras reseñas hacen que los libros suban su nivel de prioridad. Nos hace sentir importantes~

      Eliminar
  3. ¡Como me he reido! pues me encantan que reseñen clasicos :P

    Pues nada que esto lo hevisto en pelis, series y tantas otras cosas!

    espero leerla pronto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tratamos de demostrar que los clásicos molan... y más de una vez, más que algunas de las novelas que nos quieren vender hoy en día.

      ¡Gracias por pasarte!

      Eliminar
  4. Yo creo firmemente que Shakespeare era el George RR Martin de su época, así a grandes rasgos. O que es la inspiración de este, todo puede ser xD
    Recuerdo que, fue una de esas lecturas obligadas en clase hace muchos años que me hicieron ganarme una expulsión. Yo estaba leyéndolo en clase, como todos, pero no podía evitar la carcajadas en según que diálogos. Sep, también me pierde el sarcasmo de Hamlet. Al final la profesora pensó que no era posible que me riera pro el libro y que tenía que estar leyendo otra cosa por lo que terminó echándome.
    El caso es que me gustó mucho y eso fue lo que me hizo acercarme a Shakespeare inicialmente. Luego ya se convirtió en algo obsesivo xD Y me vais a levantar una ceja, que lo sé, pero no puedo decidirme entre Hamlet y Romeo y Julieta, ambas son mis favoritas.
    Personalmente me descubro como Team Hamlet. De hecho, Dark, estoy segura de que no mencionan en ningún momento que está echando tripita ejem… ¬¬ Yo también me lo imagino como un estupendo tiarrón nórdico. Y en general, me pierde el melodrama y los personajes torturados así que… era la elección lógica.
    Y dicho esto me vuelvo al estudio, porque soy una nuecera friki que aprovecha sus descansos de estudio para leer vuestras entradas xD Gran entrada como siempre, seguro que fomentáis la lectura de los clásicos. ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Secundo lo de Shakespeare como el George RR Martin de nuestra época. Aunque, lamentablemente, ahora me imagino a Will con ese sombrero de marinero que Martin lleva siempre... y a George con gorjera. No sé cuál de los dos está más ridículo. Bueno, sí. Las gorjeras ya no están de moda.
      Y... ¡estoy segura que en alguna parte se dice que está echando tripita! Pero es parte de su encanto. Es que los príncipes de aquella no hacían mucho deporte. Es normal.
      Suerte con el estudio y... ¡¡Clásicos FTW!!

      Eliminar
  5. Lo leí hace muuucho tiempo así que me haría falta una lectura para saber por qué equipo decidirme. Pero como siempre, una reseña que se lee con una sonrisa de oreja a oreja. ¡Qué buena forma de empezar la semana! Gracias!!!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Comentarios como el tuyo nos alegran el día! Saber que conseguimos poneros una sonrisa en la boca es todo lo que podemos pedir (bueno... vale, no. También queremos dinero. Y chocolate. Y quizá algún príncipe danés que venga a visitarnos... Me callo. Lo estoy estropeando xD).

      Eliminar
  6. Este libro es genial. Y PUNTO. <3333333333333

    ResponderEliminar
  7. :)
    Tengo debilidad por el teatro barroco... Queda muy cursi decirlo así, me parafraseo: me pone mogollón el Teatro Barroco, tanto el español como el inglés :P
    Hamlet me gusta mucho y me gusta Othelo y me flipa Macbeth, pero oh, El rey Lear, mmm... como lloré con esa. De las tragedias, es mi favorita.

    Esta guay esta vena Shakespeariana que os ha dado, ¿cuándo saltaréis a las comedias? just saying ;)

    Y Team Hamlet, me suelen gustar más los secundarios que los protas de Will ;) pero en este caso, NO.
    un abrazote!!!

    ResponderEliminar
  8. PD: "es verde, tiene los ojos naranjas y no, no es un alien" ¿Es el buho? Es taaaaan lindo, si no es el buho me pongo a cantar como Jack, el rey del mal, al ver la nieve: ¿Qué es? ¿Qué eeeeees?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es el buho xD Pero igualmente quiero que cantes como Jack. Yo te hago los coros, "¿Qué es? No creo lo que veo, estoy soñando, no lo sé..." xD (Momento musical off).

      Y sí, planeamos saltar a las comedias, ¿por qué no? Comedia para hablar de una comedia, por redundante que suene, parece divertido ;)

      ¿Por qué Hamlet tiene más fans? ¡Es emo, todos lo sabemos! (Just kidding).

      ¡Un abrazo para ti y gracias por comentar siempre, Mara!

      Eliminar
    2. Como si pudierais libraros de mí (léase con el tono desesperado/desesperante, según gustos, de Edward Cullen), sois mi marca de heroínas-sarcásticas favoritas ;)
      Espero vuestras reseñas con ansia, como las de Jorge :)
      un abrazo!

      Eliminar
  9. Jajajajajaja, me encantan vuestras reseñas.
    Tengo que leerlo el próximo semestre para un trabajo de la uni, así que no tengo escapatoria. De todos modos, gracias por animarme a leerlo con vuestra reseña.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Venga, de verdad que no será tan terrible, la experiencia de leerlo. Hay novelas contemporáneas mucho peores ;) Te lo pasarás bien.

      Eliminar
  10. Si que la he leído y a mi también me gustó mucho. Los monólogos de Hamlet son todos para enmarcar.
    Yo soy del Tema Hamlet, no puedo evitarlo, me encanta, aunque entiendo la venganza de Laertes.
    Muy graciosa la reseña, me he reído mucho.

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias por el comentario! Creo que Morrigan piensa empapelar su habitación con las páginas de la novela (sobre todo en las que sale Hamlet).

      Eliminar
  11. Hola, chicas.

    Magnífica entrada, tan entretenida como siempre.
    Sólo dos cosas, absolutamente triviales, y tan pancha que me voy a quedar. Que mi primer acercamiento a Hamlet fue "El rey león" de Disney -sólo por eso ya tiene todo mi AMOR-. Y que mi útima noticia sobre el clásico es que es un 'próximo proyecto' de Cumberbatch aquí en los teatros de Londres -a lo cual no puedo esperar con más ganas-. Me parece maravilloso que la hayáis elegido para el blog. A disfrutar de esta y de todo Shakespeare.

    Que sepáis que mis días de trabajo son durísimos y que cuando llego a casa, antes de plantearme siquiera ver una serie -que ando con unas cuantas-, miro el blog a ver qué me traéis. La gente le tiene mucho respeto/miedo/tirria ¿? a los clásicos, y es genial que los convirtáis en algo tan divertido.

    Un beso,
    S.

    P.D.: Adoraría una entrada sobre una de mis preferidas: 'El sueño de una noche de verano'. Por pedir que no quede.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. TEAM PUCK!!!! (es que Sueño de una noche... es mi favorita), secundo la moción con emoción ;)

      Eliminar
    2. Sí, grandioso Disney, siempre ofreciéndonos cultura, aunque a veces no nos demos cuenta.
      Nos alegra mucho que te pases por aquí, ¡para nosotras significa mucho! Así que quizá te lleves una sorpresa, si quieres que reseñemos El sueño de una noche de verano... jiji.
      Por cierto, nos encantan los clásicos. Y queremos hacerles propaganda, ya que están tan olvidados hoy en día. La verdad, es una pena que haya tanta novela de juvenil romántica y de todo eso y se dejen de lado esos libros que han llegado a nosotros a través de los siglos. No digo que los libros contemporáneos estén mal, a mí me gustan mucho, pero a veces es bueno echar un ojo por encima del hombro y ver lo que han hecho otros a lo largo de los siglos. Muchos se sorprenderían de lo mucho que pueden aportar.

      PD: ¡Yeah, Puck FTW!

      Eliminar
  12. Hola, llegué hasta este blog a través de tweeter, me pareció muy bueno y útil, me quedo como seguidor.
    Un abrazo.
    HD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos alegra que te parezca bueno y que hayas decidido quedarte. Intentaremos no decepcionar.

      ¡Un saludo!

      Eliminar
  13. He flipado enterita xD.

    En cuanto al tema del romance Ofelia-Hamlet. No sé, no dudo que haya sido real el amor pero... no me ha transmitido nada. La verdad no he sabido ni cómo tomármelo y, al igual que ustedes, la muerte de Ofelia no me conmovió en absoluto. Aunque claro, yo estoy encantada con su etapa de locura y su muerte en sí, me fascinó.

    *
    "Lo mismo es que Shakespeare no se decidía y fue en plan, por las dudas, los mato a todos y listo." JAJAJAJA. Concuerdo.

    Saludos chicas, como siempre, lo han hecho fabuloso.

    (:

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Centinela!
      A nosotras también nos fascinó la muerte de Ofelia y su locura, aunque todo tipo de locura, en general, es increíble en esta obra. Un caso de estudio.

      :)

      Eliminar
  14. Que buena idea lo de hacer reseñas de cuantos clásicos, a veces se echan en falta. Me he quedada embobada con tu cabecera ¡¡Me encanta!! ¿Como haces para ponerle enlaces? ¿Y la cajita debajo de "Contacta" como la haces? Es muy original^^

    Gracias por adelantado!!

    BSS...desde el blog de Fr@nela

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te lo explico por e-mail (te lo envío a la dirección que aparece en tu blog) porque no me deja poner HTML en los comentarios.

      Gracias por pasarte =)

      Eliminar
  15. Por suerte o por desgracia, dependiendo de por donde se miré, he tenido Shakespeare hasta en la sopa. Hamlet es una de esas obras de las que es inevitable oir hablar sobre todo si eres estudiante de filologia inglesa o su equivalente en Grado en lenguas extranjeras *cof cof* sin irme por las nubes... decididamente Hamlet es un clásico que ha sido llevado al cine con mayor o menor acierto pero sin duda una de las grandes obras de Shakespeare (aunque he de decir que al final acabaré por cogerle mania). Recientemente he tenido que releermelo y también he visto una de las múltiples versiones cinematográficas. No puedo decir que me haya encantado y tampoco negar que tienes sus puntos fuertes pero realmente es una de las mejores obras (en cuanto a tragedia al menos) de William Shakespeare.
    Me he pasado muchas veces por aquí, siempre con prisas y sin poder dejaros un comentario pero la verdad es que me encanta este nuevo diseño y vuestras reseñas son siempre fantásticas y siempre nos arrancan alguna sonrisa (o directamente nos hacen reír a carcajadas). Creo que solo me queda una cosa por decir... ¡Seguid así!

    ResponderEliminar
  16. jajaja que buena su reseña, quiero decir, la ame. Me hicieron reir mucho y eso que es un clasico, y bueno uno de mis clasicos favoritos,espero leer mas de ustedes. Las felicito! :3
    Estare muy pendiente en para con sus proximas reseñas!
    Saluditos :)

    ResponderEliminar

Déjanos tus opiniones, pensamientos, o amenazas de muerte. ¡Pero siempre con el debido respeto! Los comentarios que consideremos ofensivos o spam serán eliminados.