SOMETHING WICKED THIS WAY COMES...

20 de enero de 2013

Desde Londres con amor - Jenna Petersen

(Morrigan y Dark aparecen hoy con sendos vestidos victorianos. Morrigan lleva una pistola moderna en la mano y mira a su propia sombra con desconfianza. Dark lleva un walkie-talkie en una mano y una linterna en la otra).

DH: ¡Bienvenidos, nueceros! ¡Hoy tenemos un misterio entre manos!

M: Así es, el misterio de por qué narices hemos leído este libro.

DH: Porque nos va eso de leer todo lo que cae en nuestras manos... y es una advertencia, porque nunca adivinaríais lo que hemos recibido. Y no: no es una amenaza de muerte. Nos haría ilusión. Haríamos una reseña de ella, si así fuera, de hecho.

M: Y sospecho que os gustaría. Pero no somos tan afortunadas. Lo que nos ha llegado, han sido los libros y el e-reader que ganamos en el concurso de Libros y literatura.

DH: Queremos agradecer este premio. Pero como ya lo hicimos en una entrada anterior, resumiremos en "gracias". Nos encantan. Y el e-reader... ah, el e-reader. ¿Lo habéis visto? Morrigan está contenta como unas castañuelas de tenerlo. Creo que duerme con él.

M: No tanto… pero lo enciendo un par de veces al día solo para admirarlo. En fin, prometemos hacer uso de los premios. Para leer, digo. Nada de calzar mesas cojas. En cuanto a la foto, sé lo que estáis pensando. Mi edredón es precioso. Lo sé. Zara Home Style.

DH: No, en realidad seguro que no estaban pensando eso. Pero te dejaremos ser feliz. Y aquí terminamos nuestros minutos de propaganda de agradecimiento, no sin antes animaros a pasar por su blog/librería online

M: Y ahora pasemos a la reseña de hoy. Ficha técnica, te elijo a ti.
Desde Londres con Amor
Lady Spies #1 | Autoconclusivo
From London with Love | Jenna Petersen
Esencia | AE: 2010
ISBN: 8408091387 | 363 págs.

Meredith Sinclair es el prototipo de una perfecta dama de sociedad. Causa sensación en cualquier fiesta, los hombres caen rendidos a sus pies y toda mujer ansía ser como ella. Pero bajo esa fachada de mujer con éxito se esconde una magnífica espía. Y su nueva misión es muy personal. Le es encomendado llevar a cabo una investigación sobre la implicación de Tristan Archer en el robo de un cuadro en el que podría ocultarse información secreta sobre los movimientos del ejército británico en Francia. Meredith sabe que no debería tener una relación cercana con él, pero aquel hombre le salvó la vida hace muchos años. Y cada vez le resulta más difícil creer que Tristan pueda hacer algo así cuando sus besos son tan exquisitos. ¿Las pruebas acabarán rompiéndole el corazón... o su corazón les liberará a ambos? 
O P I N I Ó N   P E R S O N A L

DH: ¡Ataque rayo! ¡Bzzz! (Se calla cuando Morrigan la mira) ¿Qué? Era por seguirte el juego...

M: (Prefiere ignorar lo sucedido y centrar su atención en los nueceros) Empecemos por nuestra tradicional y particular sinopsis: Londres, año 1808. Tres viudas son reclutadas para formar parte de un grupo secreto de espías al servicio de Su Majestad. Sus nombres son: Meredith, Emily y Anastasia. Este libro, se centra en la primera de ellas, que se alza con el título de Mary Sue de la historia.


DH: Nos encontramos ante el típico trío de amigas. Esta Mary Sue, al menos, no tiene problemas para encontrar a otras personas que la escuchen... Claro que es una excusa para hacer una trilogía, usando a las otras dos en libros posteriores. A lo que íbamos. La organización de espías inglesas recibe un encargo especial que tiene que ver con echarle un ojo (y los dos, a ser posible) a un hombre, Tristan Archer. Sí, sí, podéis adelantaros a los acontecimientos, pero no en voz alta.


M: Ese hombre es, ni más ni menos, que un amigo de la infancia de Meredith, Merry para las amigas. No, no es broma. Y no, no voy a hacer chistes navideños sobre el tema.

DH: El hecho de que ya se conozcan de antes es un tópico, pero al menos no nos lanzan uno de eses incomibles amores a primera vista, lo que de alguna forma es de agradecer. Además, así la chica ya conoce a la madre del sujeto en cuestión. Eso pavimenta el camino.

M: Sí, agradar a tu suegra siempre hace las cosas más fáciles. Además, esta es una suegra especial. En lugar de hacerle la vida imposible a la protagonista, la anima a que se case (o lo que surja) con su hijo. El caso es, que la organización sospecha que Tristan es un traidor, así que Meredith se verá forzada a escoger entre el deber y su corazón (y otras partes de su anatomía que también están muy entusiasmadas con el sospechoso).

DH: Sí. Es una novela romántica. Con partes algo más que románticas. ¿Qué esperabais? No íbamos a leerla si no hubiera ningún aliciente.

M: Llamar a eso aliciente es exagerar un poco. Pero es lo más creíble de la historia. Cuando en una novela romántica, lo más creíble es la parte del sexo es que algo falla.

DH: A ver, tampoco hay que ser tan crueles. Mira, hay un malo. ¿No te gustan los malos?

M: Sí, me gustan los personajes malos. Sobre todo cuando están buenos y son carismáticos. Devlin no sabe qué es esto último. Es tan patético que por primera vez en mucho tiempo no he deseado que ganase el lado oscuro que, como todos los nueceros saben, mola más y tiene galletas.

DH: Malditos malos de novelas románticas, que no saben cómo hacer maldades propiamente...

M: Es que además es… (suspira) Vayamos por orden. Empecemos con Meredith y sus amigas. Tres espías. Una profesional, otra inteligente y otra algo rebelde… Espera. Esto me recuerda a algo…

DH: Claro. Son como las Embrujadas. Poder de tres... (mira a Morrigan, que pone caras) ¿Solo yo lo veo?

M: Yo iba a decir las Supernenas. Pero probablemente, la mayoría lo asocien a los ángeles de Charlie. Que poca imaginación. La de la autora, quiero decir. Porque además, la persona a la que rinden cuentas (su jefe inmediato) se llama Charlie.

DH: El problema es que los ángeles de Charlie eran americanas. Y como están en 1808 y tienen que tener vida social, pues la autora ha dicho: tiene que ser en Inglaterra. Así que lo mezcla con el elemento James Bond y pone a una tal Lady M al mando. He echado de menos al perro de porcelana encima de la mesa, pero no se puede tener todo o se llamaría "plagio". Y eso, niños, está muy feo. A menos que os llaméis E.L. James, en cuyo caso podéis cambiar el nombre de los personajes de otra persona y a nadie se le ocurrirá poner el grito en el cielo... ¿He dicho yo eso?

M: Podría haber sido peor. Podrías haberte referido a la intertextualidad que esgrimen algunos autores. Pero volvamos al trío protagonista. Las conversaciones que mantienen entre ellas son muy forzadas. No es el tipo de charla que mantendrían un grupo de amigas. Es más bien como si estuvieran leyendo un guión. Un guión que parece ser siempre el mismo y se puede resumir en:

“- Querida, estamos aquí para lo que nos necesites. Cuenta con mi espejo.
- ¡Y cuenta con mi arpa! Porque, aunque objetivamente sea una tontería y no tenga lógica ninguna, debes seguir los dictados de tu corazón. 
- Ay, que haría yo sin vosotras.”

DH: ¿Por qué tú nunca me dices que debo seguir los dictados de mi corazón? Eres una mala amiga, Morrigan. Y tampoco te pones en peligro por mí o desobedeces las órdenes de un superior. Ni me mandas cartas encriptadas. Eso es lo peor de todo.

M: Porque si sigues los dictados de tu corazón, probablemente acaben pidiendo una orden de alejamiento. Y aunque me gustaría ver cómo te levantas y le dices al juez: "Si amar es un delito me declaro culpable", creo que no es conveniente que pases por todo eso.

DH: Cuánta crueldad en un párrafo tan pequeño. Al menos yo no me arriesgo al escándalo público, como nuestros protagonistas. Aunque no parece importarles mucho. Será que son muy abiertos de mente. Sobre todo teniendo en cuenta la época.

M: El galán de la historia se pasa el día pensando en hacerle cochinadas a Meredith. Y cuando no está admirando los atributos de la muchacha está compadeciéndose de sí mismo o haciendo reflexiones repetitivas sobre que un hombre tiene que hacer lo que tiene que hacer.

DH: El tío, en realidad, es lo que en gallego llamaríamos un "miñaxoia". En español popular, un calzonazos de toda la vida. Esos a los que quieres sacudirles, a ver si espabilan. No lo hace. Y eso te insta a ser más violenta. Es un círculo vicioso en el que solo tienes la opción de quemar el libro en la chimenea o tirarlo al fondo de tu armario, donde ese monstruo de la infancia que te aterrorizaba se lo comerá y se pondrá malo de una indigestión.

M: Normal. Porque el tío es pesado un rato largo. Pero no es nada en comparación con Devlin, el malo maloso, con sus frases arquetípicas y esa pose chulesca que incita a darse de cabezazos contra la pared más cercana.

DH: ¿Sabes? Yo me lo imagino como uno de esos malos en las películas mudas, que atan a las chicas a las vías del tren y luego se dedican a toquetearse un bigote demasiado largo para su cara. De esos que se mantienen tiesos a base de almidonarlos o echarles más laca de la que tiene el pelo de Marge Simpson.

M: Debo reconocer que cuando leí "se dedican a toquetearse" me asusté un poco. Me alegro de que sea el bigote lo que se tocan y lo que se mantiene tieso.

DH: Y esta es la razón de que solo le deje leer una de estas novelas cada tres meses. Es demasiado para sus hormonas. Pero sigamos, por favor.

M: Sí, sigamos. Creo firmemente que la riqueza de una novela de halla en gran medida en los personajes secundarios, que son los que le dan espesor, los que la hacen real. A lo largo de nuestras vidas convivimos con mucha gente, ya sean vecinos, familiares, amigos… Por eso las novelas deberían reflejar esto. Es ente caso, todo se centra demasiado en Meredith y Tristan, así que si uno te cae mal (o los dos, como es el caso) tienes que aguantarte o dejar de leer.

DH: Que no esperéis grandes acciones de los demás, en otras palabras. Supongo que para eso tendríais que leeros los otros libros, si es que realmente estáis interesados. Por mi parte creo que tengo claro que no lo haré. Promete ser un poco más de lo mismo. Aunque si tuviera más tiroteos al estilo gangster ganaría muchos puntos. No de verosimilitud, pero sí de emoción.

M: Bueno, la verosimilitud no ha sido nunca el objetivo. Solo hay que fijarse en el marco. La autora ha elegido el año 1808. Sospecho que solo por los vestidos, porque el resto se lo pasa por el forro del corsé de Merry.

DH: (se pone la bata y se hace con una varita para señalar y una pizarra) Bueno, siendo correctas, esto no es la época victoriana, ya que la Reina Victoria empieza a reinar en 1837. Y eso implica que la portada se la han pasado por el forro, porque esos no son vestidos de la Regencia. Vamos, miradlos, esos no son los vestidos de Orgullo y Prejuicio. Eso, queridos míos, es un intento de 1860 para delante.

M: Eso por no mencionar las armas que usan en la historia. Con la rapidez con la que las cargan y la cantidad de disparos que hacen, cualquiera diría que tienen una Glock. Teniendo en cuenta que hasta 1835 no se patentó el primer revólver, queda todo muy anacrónico. Aunque lo mismo es que lo inventó Ana. Esa es la razón que la autora da para todo lo que no se puede explicar.

DH: Bueno, al menos no van por ahí diciendo que todo lo que no se puede explicar es porque lo hizo un mago. Total, que todo esto es para que veáis que nos informamos y hasta cuando hablamos mal de algo lo hacemos intelectualmente...

M: (Se ríe, pero al ver que Dark la mira con una ceja alzada se pone seria) Lo siento, creía que lo decías de broma. En fin, otra cosa digna de mención es la forma de escribir de la autora. Es sencilla y correcta. Salvo por un detalle. Su manía de meter la palabra “imprecación” hasta con calzador si hace falta.

DH: Eso es mejor que repiquetear los dientes. Porque yo hasta el momento pensé que lo que repiqueteaban eran las gotas de lluvia en la ventana. Pero vamos, cada loco con su tema. Ahora bien, hay que tener en cuenta que podría ser cosa del traductor, no de la autora. No creo que sepa español, al fin y al cabo.

M: Está bien. Démosle el beneficio de la duda.

DH: Aunque, ya que antes hablábamos del tiempo... Ahora hablemos del espacio. Porque no entiendo por qué se llama Desde Londres con amor. ¿Cuánto paran por Londres? ¿Y por qué Londres? Podría ser París o Cuenca.

M: Supongo que es otro intento se homenajear a James Bond y su Desde Rusia con amor.

DH: Eso tiene sentido. Una última cosa que se me ocurre es que estos libros siempre me hacen plantearme si las autoras se basarán en algún tipo de hecho real. En alguna… experiencia propia o algo así. 

M: Puede ser. Eso explicaría porque las protagonistas parecen haber sido enviadas al pasado y con armas semiautomáticas en el bolsillo. En fin, hasta aquí la reseña de hoy. Espero que no haya quejas. Hemos sido malas... Y sospecho que volveremos a serlo pronto.

DH: (Finge una tosecilla que se parece sospechosamente al nombre de cierta Mary Sue sureña). Hasta pronto, queridos nueceros.

V E R E D I C T O

4.5/10

 Agárrate, James Bond, tienes competencia y lleva pololos. Lástima que eso sea lo más destacable de la historia. Aún así, no es tan terrible. Un libro para leer sin expectativa alguna.




P.D.
DH: Molaría ser espía. Licencia para matar, Martinis gratis y te puedes liar con los sospechosos sin que nadie se te tire a la cabeza.
M: Solo hay una cosa mejor que ser espía. Ser agente doble, que así además cobras dos sueldos.

9 comentarios:

  1. No me llamaba mucho este libro así que lo dejaré pasar. Pero como siempre, disfruto muchísimo con vuestras entradas. Son divertidísimas!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  2. A riesgo de repetirme, ¡Felicidades! Qué funda de edredón más bonita os han regalado *-* lo que no entiendo es por que has puesto tantas cosas encima. A no ser que no haya entendido yo las cosas bien... xD

    Bueno, no me lo puedo creer, una Mary Sue de protagonista, con dos amigas del mismo nombre en potencia. Coincido en que la palabra tópico aparece everywhere. Y lo de los alicientes... cuidado, así cogí yo 'Amos y Mazmorras' xDD

    Pero por encima de todas las cosas, si hay que contar con espejos y arpas en lugar de espadas y arcos, puf... mal vamos. MUY mal vamos.
    Por curiosidad, ¿el libro está en el armario o la chimenea? Y Morrigan, para que conste, yo también me asusté con el toqueteo y la tersura del... bigote. Lo raro hubiera sido no extrañarse.

    En conclusión, echaba de menos vuestras reseñas *-* Un besazo

    ResponderEliminar
  3. Me parto con vosotras chicas! No había oído hablar nunca de él pero, vamos, que ahora ya ni de coña pasará por mis manos :D
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  4. jajajajaj xD que pena pense que seria un libro bueno xD
    cuando yo escuche "trio de chicas" yo pense en las Tres espias sin limite xDDDDDDDD

    besote

    ResponderEliminar
  5. Yo me la leí hace tres años y aunque es verdad que es bastante flojillo, lo disfruté + que vosotras. Eso sí, me he reído mucho con vuestra reseña, como siempre. ¿No han pensando en hacer video-reseñas? :D

    ResponderEliminar
  6. ¡Me encanta vuestras reseñas, en serio! jajajajajaa Pero ahora hablando sin reir, dudo que esta saga la lea ... Muchisimas gracias por la reseña, en serio xD

    ResponderEliminar
  7. Jajajajaja como siempre, no he podido más que reírme con las cosas que decís :D
    En cuanto al libro, no lo conocía y prefiero no intimar con él, que soy de estómago delicado. En fin, gracias por la reseña muchachas, aunque no me interese el libro, siempre paso un buen rato leyéndolas.
    ¡Besos de papel!

    ResponderEliminar
  8. "Y cuando no está admirando los atributos de la muchacha está compadeciéndose de sí mismo" es lo que pone, pero yo leí "Y cuando no está admirando los atributos de la muchacha está complaciéndose a sí mismo" y luego ya con los bigotes tiesos de los malos a lo Pier Nodoy-una, eso ya no he sido yooo, jejeje, se os quiere ;) cough-cough sooskiero mucho ;)
    En fin, no estoy muy fina hoy :S Chorradas aparte, los anacronismos no solo muestran poco interés del escritor, también del editor, pero con todo lo que habéis destapado, creo que es lo de menos... menudo folletín-folletinesco, no me llama nada, pero propongo un nuevo título y enfoque para la segunda parte "Devlin y la arpía que le amó" :P Sip, mejor me voy que empeoro a cada letra.
    Un abrazo enorme y 1000 besos!!!

    ResponderEliminar
  9. Jaja, jaja. Que risa, me ha encantado buestra reseña, tan cruda y directa, realmente buena :)
    Yo me lo leí y me pareció más o menos como a vosotras, entretenido, sin tirar a más.

    Ya os sigo que tenéis un blog preciosísimo :)

    ¡un beso!

    ResponderEliminar

Déjanos tus opiniones, pensamientos, o amenazas de muerte. ¡Pero siempre con el debido respeto! Los comentarios que consideremos ofensivos o spam serán eliminados.