SOMETHING WICKED THIS WAY COMES...

4 de enero de 2014

La Comunidad del Anillo - J.R.R. Tolkien

(Se abre el telón. El escenario se ha convertido en un bosque lleno de moscas. Morrigan y Dark Heart se abren paso entre los árboles.)

M: (haciendo aspavientos para espantar a las moscas.) Cuando te dije que el Bosque Viejo era un buen lugar para ambientar esta entrada, estaba pensando un poquito más en Tom Bombadil, y un poquito menos en las moscas.

DH: ¿Sabes lo que costaba alquilar el Bosque Viejo para una entrada? No tenemos presupuesto, Morrigan. He tenido que conformarme con un bosque cenagoso del montón. Cuidado con el suelo, rezuma un líquido que parece sangre de orco.

M: ¿Sangre de orco? Más bien mier…

DH: (se fija en el público) ¡Ey, nueceros! (Se para, sumergida hasta los tobillos en barro) ¿Cómo estáis? ¡Feliz año nuevo! ¡Somos nosotras, no nos han tragado los libros!

M: Pero nos está tragando otra cosa… En fin… Hoy, día 3 de enero, hace 122 años del nacimiento de Tolkien. Como escribimos a trompicones las reseñas, cabe la posibilidad de que no sea día 3. Cabe la posibilidad incluso de que no sea enero. Pero como el tiempo es relativo, bien podéis fingir que lo es. Yo lo hago todo el rato. Aunque cuando cumples años por sexta vez en menos de dos meses la gente empieza a mirarte raro… 

DH: Te he dicho que hagas como yo y utilices la excusa del no-cumpleaños. Si me escucharas... ¡Pero nos desviamos del tema, como siempre! Morrigan ha decidido que quiere celebrar el cumple del maestro Tolkien. Y como se ha negado a pagar la tarta para todos... os tendréis que conformar con una reseña.

M: En realidad, mi querida Dark, voy a hacer más que eso. Voy a mandar a hacer puñetas la Navidad y voy a celebrar el único nacimiento, además del mío por razones obvias, que me importa. El de mi querido John. Eso ha sonado tan a novela de Nicholas Sparks… Voy a tirar el Belén por la ventana y en su lugar pondré una maqueta de Rivendel. Gimli y Legolas serán los orgullosos papás de un bebé llamado Frodo… Que disgusto se va a llevar el pobre cuando descubra que es adoptado.

DH: No tiene por qué enterarse...

M: Puede ser pequeñito por parte de padre. Y esbelto por parte de madre. Bueno, de Legolas… Aunque supongo que hay cierto problema logístico... ¿Lo hizo un mago?

DH: Oh, dioses del Olimpo... ¡¡GANDALF DEJÓ EMBARAZADO A LEGOLAS!! ¡Esto tengo que escribirlo en un fanfic! (Huye a por su diario.)

M: He creado un monstruo. (Le quita el diario y se lo tira al público, que se pelea para hacerse con él.) En fin, a lo que íbamos, la reseña de La Comunidad del Anillo que entra dentro del reto Recorriendo la Tierra Media organizado por Raistlin.

DH: (Hace pucheros al ver su diario despedazado por los nueceros.) Dentro ficha técnica...


La Comunidad del Anillo
El Señor de los Anillos #1
The Fellowship of the Ring | J.R.R. Tolkien
Minotauro | AE: 1992 | AP: 1954 | págs.

Un hobbit recibe un encargo: custodiar el Anillo Único y emprender el viaje para su destrucción en las Grietas del Destino. Acompañado por magos, hombres, elfos y enanos, atravesará la Tierra Media perseguido por las huestes de Sauron, dispuesto a recuperar su creación para establecer el dominio del Mal.


O P I N I Ó N  P E R S O N A L

M: ¿Recordáis cuando os dijimos en la reseña de El Hobbit que la culpa era toda de Gandalf? Pues esta vez, y aunque el mago desempeña un papel importante, la culpa es toda de Bilbo, un hobbit de la Comarca que decide largarse a vivir la vida alegremente. Así que desparece en plena fiesta de cumpleaños y le deja todas sus pertenencias a Frodo. Incluyendo un anillo muy mono que hace desaparecer a la gente. Pero claro, esto es una historia épica y no una comedia costumbrista, y como “no es oro todo lo que reluce, ni toda la gente errante anda perdida,” pronto descubrimos que se trata del Anillo Único de Sauron. Un Anillo para gobernarlos a todos. (Intenta reírse con maldad pero se atraganta con su propia saliva.)

DH: Y como es del Señor Oscuro, único e inimitable excepto por las 400 novelas de fantasía que decidieron ponerle el mismo nombre a su malvado de turno, decide que quiere recuperar su anillo molón. Eso implica persecuciones, acoso, luchas y un grupito de pacíficos hobbits saliendo de La Comarca hacia la aventura más grande jamás contada... En el camino se encontrarán señores bonachones, vagabundos macizos, granjeros molestos a los que robarles verduras y tensión sexual no resuelta en un equipo todo de hombres... Decidme cuándo debería parar.

M: Corrección… Montaraces vagabundos macizos con roña de tres días. Lo que quiere decir Dark es, que sin comerlo ni beberlo, dos hombres, un enano, un elfo, un mago, cuatro hobbits y un anillo se dirigen hacia Mordor para tirar a este último al Monte del Destino. El problema es que Sauron, que como ha dicho Dark, quiere su anillo de vuelta, tiene un ejército de orcos feos como… bueno, orcos. La verdad es que nunca había visto a nadie tan obsesionado con las joyas… Sauron hubiera sido una gran Holly Golightly. Lo veo desayunando todas las mañanas delante de Tiffanny’s y susurrando, con una mano apoyada en el escaparate: “Soon…” Maker’s breath! Cómo se me va la cabeza…

DH: Cuéntanos algo que no sepamos... Superado el resumen aproximado de la obra, hay que decir que puede que no le veáis mucha originalidad: el grupo de héroes se encamina a luchar por la paz contra la oscuridad... Os recordamos que la mayoría de los libros de fantasía en los que estáis pensando vinieron después: este es EL clásico, con mayúsculas, incluso si aún no han pasado 100 años y no nos lo podemos descargar gratis legalmente...

M: Obviamente, antes de Tolkien hubo muchos autores e historias que sentaron el precedente y le sirvieron de inspiración: Beowulf, El Cantar de los Nibelungos, Sir Gawain y el Caballero Verde, The Faerie Queene de Edmund Spenser, muchos poetas románticos… También es cierto que la estructura de la historia es muy parecida a la mayoría de los romances épicos. Sus personajes tampoco son el colmo de la originalidad. Algunos son estereotipos andantes. ¿Qué lo hace entonces tan especial? ¿Por qué lo consideramos EL clásico de la literatura fantástica? Pues para mí lo es por el mundo que ha creado. Un universo entero con sus razas, sus diversas culturas, e incluso sus lenguas… Creo que ya lo he dicho muchas veces. Para mi Tolkien es EL creador de mundos. Como ha dicho Dark, el que más o el que menos sigue su estela. ¿Cuántos no han usado a sus elfos como base para escribir sus historias? ¿O a sus enanos? ¿Cuántos no han creado su propio mundo a imagen y semejanza o han usado a sus personajes como molde? ¿Cuántos Aragorns o Frodos hay en la literatura?

DH: Bueno, y cuántos no hemos cogido nombres élficos de ahí para escribir nuestras historias ocultas. O no tan ocultas, en algunos casos, aunque no diré nombres de escritores que se han inspirado tan obviamente que me dan alergia. Por otro lado... sí, hay que decirlo, aunque Morrigan me pegue: ¿qué otro escritor es capaz de pasarse dos páginas hablando de una loma? Admito que algunas descripciones de este autor me hacen querer leer en diagonal...

M: Sí… Y cuando se pone a hablar de hierba de pipa. El Prólogo parece casi un manifiesto disuasorio. Y lo digo con todo el cariño del mundo. A John a veces se le iban un poco de las manos las descripciones… Nadie es perfecto.

DH: Además, a la historia le falta romance. Ya sé que es mejor ser sutil, pero hay una gran escasez de chicas... Y antes de que los que hayáis vivido esta historia a través de la película, Arwen es un invento de Hollywood en su mayor parte. No sé de quién fue la idea de darle ese protagonismo, pero sobra en muchas escenas.

M: Sobra ella y falta Glorfindel. No sé como lo veis… Pero yo lo veo muy elfo y muy buenorro… digo… un respeto a los autores, por favor. Además, si vais a meter mujeres con calzador un poco de diversidad está bien… No todas tienen que seguir el mismo patrón. Las mujeres no tenemos una mente colectiva que nos hace reaccionar a todas de la misma forma… En fin, me voy del tema. Al menos Arwen existe. No es Tauriel. (Un frío glacial invade el teatro. Un frío provocado por el rencor de Morrigan.)

DH: Y por cosas como estas, y la misteriosa desaparición de Tom Bombadil es por lo que mi compañera quiere matar a Peter Jackson. Nada por lo que debáis preocuparos, nueceros bonitos. De todas formas, además, nada de eso influye en el mensaje que Tolkien nos quiere mostrar: la lucha eterna del bien contra el mal. No os estropearemos la sorpresa adelantándoos quién gana.

M: Tom Bombadil y Baya de Oro, y todo ese… halo misterioso que les rodea. En cuanto al bien y el mal, sí, ese es sin duda el tema principal. Luego hay muchos otros, como por ejemplo la amistad, la tolerancia, la tentación… Y con esto último no me refiero a lo bien que le sienta a Aragorn ser un montaraz. Lo prometo. Me refiero a la tentación que acompaña al poder. Una fuerza capaz de corromper a cualquiera. Muchos personajes se ven tentados de hacerse con el Anillo. Para algunos solo es un momento de duda, para otros algo mucho más profundo. Para unos pocos, el Anillo no significa nada. Es un tema interesante. Conociéndome, yo me habría hecho con él. En el sitio del Señor Oscuro no se instalaría una reina… Emperatriz Suprema de Mal suena mucho mejor. (Se pone una elegante capa de color rojo.) Adoradme, plebeyos.

DH: ...Se acabó. No más bombones de licor para ti, señorita.

M: Mientras no me quites la cafeína, todo irá bien. (Les guiña un ojo a los nueceros.) Pero seamos un poco más concretas. Hablemos de los personajes. 

DH: Los hobbits primero. Tenemos a Frodo, que es un personaje sencillo. Y con sencillo quiero decir que nadie pensaría que es un héroe. Quizá sea algo más abierto que Bilbo cuando lo arrastraron a vencer a un dragón, pero sabemos que podría ser cualquiera de nosotros. Y precisamente eso lo hace especial: porque, al fin y al cabo, lo que nos quiere decir es que todos podríamos ser héroes. Quizá todos lo seamos en nuestro interior, aún sin saberlo...

M: Luego está Sam… Él sueña con grandes aventuras. Con ver a los elfos. Pero teme salir de la Comarca. Ni es un héroe ni aspira a serlo. Es el más maravillosamente ordinario de los hobbits. Y, sin embargo, sigue los pasos de Frodo, vence a sus miedos y dudas, demostrando que muchas veces lo único que nos retiene son los límites que nos imponemos a nosotros mismos. Al principio por obligación y luego por amistad. Sam es el amigo leal que todos deberíamos tener. 

DH: Y luego están Merry y Pippin que... Vale, yo creo que esos dos no sabían dónde se metían, pero fueron igualmente.

M: Merry y Pippin son… Somos nosotras. Sí, hay que reconocerlo. Un alivio cómico. Maliciosos, pero no malvados. Un poco patosos. Si hiciéramos un test del tipo: “¿Qué miembro de la Compañía eres?”, sospecho que seríamos ellos.

DH: ¿Qué? ¡No! Yo no quiero ser Pippin. ¡Yo quiero ser Galadriel! Mona y con un marido al que mangonear, y con barcas chachis en forma de cisne...

M: Y yo quiero ser un unicornio y apuñalar a la gente con mi cuerno... No siempre podemos tener lo que queremos.

DH: ¿Puedo al menos ser Gandalf? Trolea a los demás y tiene un montón de bolsillos en la capa... Estoy segura de que guarda de todo entre los pliegues, incluyendo fuegos artificiales, lembas de sobra y una botella de whisky para sobrevivir a cuatro hobbits pidiendo comida, a Gimli y Legolas viviendo su romance en secreto y al exceso de testosterona de Boromir.

M: No vale cambiar, si no yo me pido ser… ¡No! Para justo ahí, mente calenturienta. No vale ser un objeto por muy cerca que esté de Aragorn. (Las bromas obscenas corretean, libres y salvajes por el escenario.) ¡Elrond! Hablemos de Elrond. Y de los elfos en general. Esto elfos son mucho más serios que los de El Hobbit. Pero es que, salvo Legolas, no hay ningún elfo del Bosque Negro. Todos sabemos que allí le echan algo raro al agua.

DH: Y sigue la enemistad de los elfos con los enanos, de hecho, de ahí que él y Gimli no se lleven del todo bien al principio... Pero seamos sinceros: hay que volver a Aragorn. Para mí es uno de los mejores personajes en este libro. Y es que incluso de pequeña, cuando era cándida e inocente, era mi personaje favorito. La escena en la taberna, cuando se conocen él y los hobbits, es simplemente genial. (Suspira, enamorada.) Yo también quiero que un encapuchado misterioso me mire intensamente desde su rincón oscuro mientras bailo medio borracha...

M: Estoy segura de que muchos de sus fan fics empiezan así. (Se encoge de hombros.) Los míos lo hacen. Ahora en serio… (se ríe ella sola) Aragorn es el héroe en potencia. La clase de personaje al que te imaginas rescatando a doncellas en apuros (en este caso Frodo) y enfrentándose a un ejército él solito con una mano atada a la espalda.

DH: (Da un paso al frente.) ¡¡Me presento voluntaria!! ¡Voluntaria como doncella a la que salvar! (Bate las pestañas.) Y a atarle el brazo a la espalda también. O a donde quiera. (Saca las esposas que guarda desde la reseña de Cincuenta Sombras.)

M: Empiezas a asustarme. En serio. Dinos cuál ha sido tu parte favorita antes de que se te ocurra sacar la fusta.

DH: Mi parte favorita es el camino desde la taberna hasta Rivendel. Me encanta el ritmo trepidante, el no saber qué te espera al pasar la página. Y Aragorn. Pero creo que eso ya ha quedado lo suficientemente claro. ¿Qué hay de ti?

M: Lo mismo, pero incluyo Rivendel. Me gusta la parte del Concilio. Y Aragorn. Pero supongo que decirlo es repetirse un poco. También me gusta la parte de Lothlórien, porque Galadriel mola así como mucho.

DH: ¡Y sus regalos! Es algo así como un hada madrina épica. Y como es una de las pocas mujeres que aparecen en la historia...

M: Como se nos ha ido tanto de las manos esta reseña, no estoy segura de si nos dejamos algo. Seguro que muchas cosas. Pero para abreviar: leed La Comunidad del Anillo. Es un libro genial y bastante equilibrado. Tiene un poquito de todo, para todos los gustos. Excepto romance. No es un libro de besos. Pero para algo inventó Eru la imaginación… Que nos lo digan a nosotras.

DH: Así pues, id en paz y recordad rendir tributo a Tolkien con vuestros fanfics y vuestros fangirleos y fanboyleos varios. Nosotras lo hacemos bastante a menudo... en especial Morrigan. ¡Nos veremos cuando acaben los exámenes, si es que hemos sobrevivido!

V E R E D I C T O

8.5/10

Un libro para gobernarlos a todos. Un libro para inspiraros, un libro para engancharos a todos y ataros a la Tierra Media. O a Aragorn. No vamos a juzgaros.

O T R A S  R E S E Ñ A S

Torre de Hechicería




P.D. 
DH: (Que ha conseguido recuperar su diario, se ha puesto a escribir en una esquina)
"Gandalf sonrió. Sus ojos dejaron escapar un destello acerado cuando observó al elfo que se sentaba ante él.
-Gimli no tendría por qué enterarse de esto.
Legolas se mordió el labio. Lo dejó escapar entre los dientes lentamente, pensativo. La sonrisa del mago se le contagió. Tenía un matiz burlón entre sus elegantes rasgos.
-Eres un mago muy malo.
Su interlocutor tragó saliva y aspiró fuertemente por la nariz.
-Entonces, tal vez merezca un castigo."
M: … Ahora entiendo por qué el Balrog llevaba un látigo.

P.D.2 Si queréis dejar de seguir el blog después de esta postdata, lo entenderemos perfectamente. We regret nothing. Bueno, un poquito sí.